Slickers Technology GmbH & Co. KG utiliza cookies con el fin de garantizar el mejor servicio posible . Al utilizar nuestro sitio usted acepta el uso de cookies.

Para detectar defectos suelen utilizarse ondas oblicuas o transversales. Para detectar defectos en los tubos se utiliza el efecto de reflexión múltiple. Si una onda transversal se propaga por el material con un ángulo de 45º (el haz acústico llega con un ángulo de 45º en perpendicular a la superficie), un reflector situado perpendicularmente a la superficie reflejará el sonido de nuevo al punto de partida (véase la imagen 2). En función del recorrido de la onda ultrasónica, cambiará su duración, lo cual permite distinguir entre defectos próximos a la superficie y lejanos de la superficie (en tubos: defectos internos y defectos externos). Dependiendo del tamaño del reflector se modifica la presión acústica de la onda ultrasónica reflejada. Por norma general, las indicaciones se evalúan de conformidad con su comportamiento de reflexión en relación con el comportamiento de reflexión de un reflector artificial de tamaño conocido.

Grundlagen klBild2